Irresistable.es

Beber dos litros de agua al día, ¿mito o realidad?

2 litros, 8 vasos, tanta cómo pierdas… las razones para justificar una ingesta diaria de agua nos han convencido durante años de su necesidad. Sin embargo, no todos opinan lo mismo.

Beber dos litros de agua al día, ¿mito o realidad?

Durante años en: hospitales, colegios, empresas y más; nos han convencido de que dos litros de agua al día es lo que necesitamos, al menos, para mantener el cuerpo sano. Sin embargo, esta teoría tiene tantos seguidores como detractores.

La realidad es que no existe una evidencia científica de que beber 2-3 litros de agua al día sea lo que todos los cuerpos necesitan, pero tampoco existe falta de ella. Nuestro cuerpo necesita agua para estar hidratados y sanos, debido a la merma de agua habitual que, por orina o sudor, perdemos a los largo del día. No obstante, tan malo es el excedo de agua como la falta.

En el año 2002, el Dr. Heinz Valtin publicó el estudio “Beba al menos 8 vasos de agua al día, ¿en serio? ¿esto es cierto?” A partir de ese momento los estudios sobre este tema han procurado demostrar todas las teorías posibles. Pero, malas noticias, todavía no se ha esclarecido.

Circo Luminarc

Circo Luminarc

El agua es beneficiosa

El agua posee propiedades que nos ayuda a mantener el cuerpo y la mente sanos e hidratados. Otra de las razones de beber dos litros de agua al día, y de la que estamos realmente convencidos, es que es la base de una buena dieta para liberar toxinas y adelgazar, debido a dos factores: beber agua fría acelera el metabolismo y beber agua antes de la comida aumenta el efecto saciante.

Durante la comida y después de ella, debes tener cuidado con la cantidad de agua que bebes, si inundas tu estómago puede interferir en la digestión. El agua es fundamental y necesaria para una buena dieta, pero debes complementarlo con una buena alimentación.

Exceso y defecto de agua en el cuerpo

Para saber cuánta agua es buena beber al día, el mejor indicador es tu cuerpo, que cuenta con un mecanismo infalible de regulación: la sed.

Por un lado, la consecuencia de beber demasiada agua es que a nuestro cuerpo le cuesta más esfuerzo el poder regularizarla. Sin embargo, en algunas ocasiones, por ejemplo, si sufres de una enfermedad como cálculos renales, si que está demostrado que beber agua ayuda a su eliminación. Mención especial precisan las personas mayores y los bebés, que deben seguir una “programación” de beber de vez en cuando.

Por otro lado, beber muy poca agua hará que nos deshidratemos al no ingerir la cantidad de líquidos que nuestro cuerpo necesita. Una falta de hidratación puede acarrearnos dolor de cabeza, fatiga, ansiedad o falta de concentración. No olvides que los alimentos que consumimos también contienen agua.

Por muchas recomendaciones que existen, la cantidad de agua que debemos beber al día depende de, entre otras cosas, el tamaño corporal de cada persona o la actividad física que desarrolle a lo largo del día. Además, existen momentos en los que debemos aumentar la hidratación como, por ejemplo, el verano o cuando hacemos ejercicio.

En conclusión, no te obsesiones, no es necesario beber agua en un vaso medidor ni las dos botellas de agua que tienes reservadas, nuestro cuerpo pide lo que necesita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Irresistable

Acerca del Autor

En Irresistable descubrirás los mejores trucos y últimas tendencias de decoración para el hogar. Los productos de Luminarc más originales y las ideas más creativas para llevar el color a tu mesa.
twitter facebook pinterest
Archivo
Distribuidor de Luminarc España
Newsletter

Introduce tu dirección de email para seguir este Blog y recibir las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Nuestro Instagram